Escrito por Marea Naranja de Madrid

Profesionales de la intervención social y población en general:

NO AL DESMANTELAMIENTO DEL SISTEMA PUBLICO DE SERVICIOS SO­CIALES DE LA CAM

Los treinta años de desarrollo de los Servicios Sociales enmarcados en la defen­sa de los Derechos Sociales con criterios de universalidad, igualdad y proximidad, están sufriendo una larga trayectoria de desmantelamiento y privatización en to­das sus áreas, ahora más que nunca es ne­cesario unificar nuestra lucha junto a l@s usuari@s, trabajadores/as y ciudadan@s.

Nuestro sector está siendo vapuleado e invisibilizado, y la clase trabajadora nin­guneada tanto por las patronales como por las diferentes administraciones públi­cas. La lucha que ha habido no ha sido su­ficiente, no ha estado bien enfocada, no se trata de pactar lo que sea y minimizar lo que pasa sino de luchar por los Servicios Sociales Públicos. Hay que variar el enfo­que de la lucha sindical porque los sindi­catos son instrumentos para la lucha de l@s trabajadores/as y no la lucha de l@s trabajadores/as un instrumento para la actividad de las cúpulas sindicales. Poner la movilización unitaria de l@s trabajado­res/as como un recurso que demuestre el poder de los negociadores es poner el ca­rro delante de los bueyes.

Las familias y las personas a las que atendemos sufren las consecuencias de la mala gestión del sector:

  • Reducción de un 35% en el presupues­to de la Comunidad De Madrid para asun­tos sociales.
  • Reducción de más de un 15% en los conciertos económicos por plaza en dis­capacidad, falta de profesionales, aumen­to de la ratio en todos los programas de intervención, listas de espera sangrantes, cierres de centros en diferentes ámbitos como por ejemplo la atención en drogode­pendencias o los centros de salud mental.
  • Recortes salvajes en la dependencia y recursos sociales que afecta a miles de per­sonas usuarias y a la pérdida de los derechos laborales de los profesionales.

Con la crisis como excusa y la reforma de la Administración Local, las administraciones públicas están desmantelando los Servicios Sociales. Los responsables de la situación están claros: tanto la patronal como la admi­nistración han utilizado las políticas de pri­vatización para el lucro económico y para la enajenación de responsabilidades y, tal como decíamos antes, no podrían haberlo hecho si nuestra respuesta hubiera sido la debida.

Debido a la atomización del sector, la respuesta está siendo muy limitada. Em­presa por empresa no vamos a poder frenar estos ataques. Se hace más necesario que nunca unificar a los diferentes colectivos de trabajadores/as, usuari@s, familiares y ciudadan@s de centros públicos y privados que conformamos la Intervención Social.

  • Por un sistema público de servicios so­ciales próximo a la ciudadanía, financia­do por las tres administraciones y acorde con la situación actual de pobreza de la población madrileña.
  • Por una movilización unitaria que restablezca el derecho a la negociación co­lectiva exigiendo un convenio colectivo unitario que englobe a todo el sector de la intervención social.
  • Por la titularidad y gestión pública de los recursos (aumento de plazas públicas en los centros), garantizando los recursos humanos y materiales necesarios para una atención de calidad, a la que todos tene­mos derecho.
  • Por la paralización inmediata de recor­tes y reapertura de los centros cerrados.
  • Por unos servicios sociales públicos y de calidad.
  • ¡Derechos y justicia social ya!
  • ¡La caridad y el voluntariado no pueden sustituir a la prestación del servicio social público ni a l@s profesionales que reali­zan dicho servicio puesto que a la larga se eliminan puestos de trabajo!