Escrito por La Garbancita Ecológica

Tener una dieta saludable y equilibrada significa

 

Comer abundantes frutas y verduras, al menos 5 raciones variadas cada día.

Basar las comidas en alimentos con fibra, como arroz, patatas o pan integral.

Tomar una moderada cantidad de carne, pescado y otras buenas fuentes de proteína animal.

Tomar lácteos, como queso, leche o yogur. Elegir los bajos en grasas, cuando sea posible.

Observar cuanta sal se toma. La cantidad máxima diaria es de 5g (2g de sodio) en los mayores de 11 años, pero esta cantidad debe ser menor antes de esta edad.

Tener cuidado con los snacks (aperitivos) altos en grasas, azucares, sal y con las bebidas carbonatadas.. No tomarlos con mucha frecuencia.


Reducir las grasas, especialmente las saturadas (embutidos, bollos industriales…). Eliminar la grasa de la carne.

Correlación entre determinadas patologías y factores de riesgo de origen alimentario.

  • Patología y factores de riesgo de origen alimentario

Hipertensión arterial

  • Consumo inadecuado de frutas y verduras.
  • Consumo excesivo de sal.

Enfermedades cerebrales y cardiovasculares

  • Consumo inadecuado de frutas y verduras.
  • Consumo excesivo de ácidos grasos saturados (embutidos, …).
  • Consumo inadecuado de alimentos ricos en fibras.

Cáncer (especialmente de colon, mama, próstata y estomago)

  • Consumo inadecuado de frutas.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Consumo excesivo de sal.
  • Consumo inadecuado de alimentos ricos en fibras.
  • Actividad física inadecuada.

Obesidad

  • Aporte energético excesivo (comer mucho y mal).
  • Actividad física inadecuada (vida sedentaria).

Diabetes no insulinodependientes (tipo2)

  • Obesidad.
  • Actividad física inadecuada.

Osteoporosis

  • Aporte inadecuado de calcio.
  • Aporte inadecuado de vitamina D.
  • Actividad física inadecuada.

Caries

  • Consumo frecuente de hidratos de carbono fermentables y/o alimentos o bebidas con altocontenido en azúcar.

Erosión dental

  • Consumo de alimentos, frutas o bebidas de contenido acido.

Trastornos debidos a una deficiencia de yodo

  • Consumo inadecuado de pescado.

Anemia ferropénica

  • Aporte inadecuado o inexistente de hierro.
  • Consumo inadecuado de frutas, verduras y carne.

Menor resistencia a las infecciones

  • Consumo inadecuado de frutas y verduras.
  • Consumo inadecuado de micronutrientes.
  • Lactancia materna inadecuada Alergias alimentarias.
  • Presencia de alérgenos en los alimentos.

Fuente:

Alimentación Saludable. Guía para las familias. Estrategia NAOS. Programa PERSEO 2007.