Escrito por Consejo Rector de La Garbancita Ecológica

Portada CV 04 2014

Como cada año, La Garbancita Ecoló­gica inicia su campaña de verano “Cuan­do la huerta avanza, l@s consumidor@s responsables no podemos retroceder” que se prolongará desde principios de julio a finales de septiembre. Va dirigi­da a cooperativistas, consumidor@s, grupos de consumo, maestr@s, ma­dres y padres … y también a nuestr@s amig@s de Facebook.

Nos enfrentarnos a un hecho con­siderado inevitable: en verano, l@s consumidor@s responsables debilitan su compromiso con l@s agricultor@s ecológic@s. El consumo responsable exige un cierto trabajo: previsión, rea­lización del pedido por Internet, reco­gida unos días determinados a la sema­na… pero nuestros horarios y ritmos se han descolocado: jornada reducida en el trabajo, niñ@s sin escuela, fines de semana en el pueblo, más comidas fue­ra de casa, salir de vacaciones…

Estas circunstancias se contraponen a la dura realidad de l@s agricultor@s. En los meses de mayor insolación, la huerta produce gran cantidad y variedad de frutas y verduras, plenas de vitalidad. Cuando la huerta ofrece más alimentos, si no se lo compramos, el agricultor tie­ne que tirarlos o malvenderlos.

Los últimos años hemos reducido algo la distancia entre los tiempos del campo y los de la ciudad, disminuyendo el desplome de la compra de alimentos en verano. Pero no lo suficiente. Este año esperamos fortalecer el compro­miso de l@s consumidor@s con l@s agricultor@s y con las cooperativas que en la ciudad garantizamos un flujo conti­nuo de alimentos ecológicos de calidad a precios justos durante todo el año.

Convertimos el problema eco­lógico, económico y ético del ve­rano en una oportunidad para el diálogo entre campo y ciudad y el apoyo mutuo entre agricultor@s y consumidor@s.