Enero 2008

Mujeres campesinas y sindicalistas en una sociedad cada vez más urbana”

 

Entrevistamos hoy, con el comienzo del año 2008, a dos mujeres campesinas y fuertemente comprometidas con el futuro del mundo rural. Una es Lidia Senra. Ha sido secretaria general del Sindicato Labrego Galego durante 18 años.

Una de las apuestas decididas de Lidia ha sido impulsar el lugar de las mujeres campesinas en el sindicato, en el campo y en la sociedad, a pesar de la poca colaboración, cuando no oposición de sectores masculinos que preferían seguir acomodados a sus privilegios.

Si el sindicalismo agrario está protagonizado no sólo por hombres campesinos, se debe al esfuerzo de mujeres como ella, que también ha tenido un puesto de responsabilidad en la Comisión Ejecutiva de la Confederación Campesina Europea durante 4 años y que ha pugnado junto con campesinas de otros países por defender un espacio exclusivo de mujeres dentro de la Vía Campesina.

El S.L.G. es el único sindicato en el Estado Español dirigido por mujeres desde hace 20 años y que acaba de nombrar a otra mujer. El 25 de noviembre el VII Congreso ha elegido a Carmen Freire, que lleva vinculada 20 años a este sindicato como trabajadora y campesina agroecológica. Carmen comparte con Lidia la defensa de la soberanía alimentaria y de un sindicalismo agrario independiente a la vez que beligerante con las multinacionales agroalimentarias.

Hablamos con ambas de sus logros y sus proyectos.