Escrito por La Garbancita Ecológica

curcumaPara proteger la salud y prevenir enfermedades es necesaria una alimentación variada, sana y libre de tóxicos. Los alimentos, además de proporcionarnos los nutrientes esenciales para que nuestras funciones vitales se den en condiciones de salud, muchos de ellos ayudan al organismo a restituir algunos desajustes, por ejemplo, los procesos inflamatorios. Hablamos de alimentos-medicina cuyas sustancias contribuyen a que nuestro cuerpo pueda crear sus propios antiinflamatorios.

Los frutos rojos presentan una alta concentración de antioxidantes: antocianinas. El extracto de frambuesa combate la artritis y los arándanos la inflamación intestinal.

Los alimentos fermentados en sal marina cuidan de nuestra flora intestinal y refuerzan el sistema inmunológico.

El ajo crudo libera la alicina, eficaz antibiótico natural que también reduce el bloqueo de las arterias.

Los hongos y las setas contienen diferentes tipos de polisacáridos, terpenos, péptidos y fenoles con comprobados efectos antioxidantes, antitumorales, antiinflamatorios y antimicrobianos.

Por último, tenemos la amplia gama de hierbas y especias, desde el orégano, el tomillo y la albahaca que son muy ricas en timol ayudando al alivio de las afecciones pulmonares, hasta el jengibre que evita la síntesis de la prostaglandina causante de la vasodilatación y el dolor.

Aquí vamos a detenernos en los beneficios de la cúrcuma. Te lo contamos en detalle en este enlace.