Escrito por Asociación de Madres y Padres del CEIP Gómez Moreno. Granada.

logo-ampa-gomez-morenoEl AMPA Gomez Moreno, desarrolla desde hace más de una década una iniciativa pionera en la autogestión del comedor escolar por parte de la propia asociación de madres y padres. Este documento, realizado en el curso 2014-2015, hace un balance de objetivos y realizaciones y nos muestra el camino a seguir.

 

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó en la 57 Asamblea Mundial de Salud en mayo de 2004 la Estrategia Global sobre Dieta, Actividad Física y Salud. El punto 43 de este documento referido a los Estados miembros afirma: “las políticas y programas escolares deben apoyar la adopción de hábitos alimentarios y de actividad física saludables”. Anima además a los gobiernos, a formular y adoptar políticas que apoyen dietas saludables en el colegio y limiten la disponibilidad de productos con un alto contenido en sal, azúcares y grasas. Se anima a que los colegios, junto con las familias y las autoridades responsables, consideren la posibilidad de contratar el suministro de alimentos para el comedor escolar con productores locales’.1

escolares-del-gomez-moreno-en-el-comedorDesde al año 2002 funciona en el Colegio de educación infantil Gómez Moreno de Granada un comedor escolar peculiar: la asociación de padres del colegio tuvo la iniciativa de aprovechar y adecuar las instalaciones del antiguo comedor escolar y plantearon un programa de alimentación sana y ecológica. Para ello contrataron a dos entusiastas cocineras, algunos monitores y poco después echo a andar este singular proyecto, gestionado directamente por la propia asociación de madres/padres que además de elaborar un menú equilibrado para los escolares, realiza talleres de cocina saludable con padres y niños y organiza actividades deportivas al aire libre.

En 2008 la el Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría da a luz un documento fundamental: El comedor escolar: situación actual y guía de recomendaciones2. Este trabajo deja claras algunas conclusiones fundamentales: los comedores escolares desempeñan una función nutricional y educativa importante, contribuyen a la adquisición de hábitos alimentarios y son marco de socialización y convivencia. Existe evidencia de que las intervenciones ambientales que incorporan modificaciones en la composición de los menús ofertados en el colegio y en las políticas reguladoras son efectivas para fomentar la adquisición de hábitos alimentarios saludables entre los escolares. Los aportes insuficientes de verduras, hortalizas, frutas y pescados son los errores más frecuentes, junto con el empleo excesivo de grasas añadidas en las preparaciones culinarias. Asimismo se considera que el comedor escolar debe formar parte del proyecto educativo de los centros docentes.

En este contexto, el comedor de nuestro colegio desde su inicio ha dado un importancia primordial a la educación alimentaria de los alumnos (enseñar a los niños a comer sano) y para ello ha seguido unas pautas claras: Se ha cuidado la procedencia ecológica de los alimentos entroncada en el programa “alimentos ecológicos para los escolares de Andalucia” promovido por las Consejerías de Agricultura y de Educación de la Junta de Andalucía  desde el año 2003 4. Se compran alimentos frescos diaria o semanalmente. Se incluyen diariamente verduras y/o frutas, se utiliza básicamente el aceite de oliva como fuente de grasa. Se ofrece pescado con frecuencia. Y se cocinan en general platos tradicionales, siguiendo las formas y hábitos más sanos de Andalucía, lo que muchas veces requiere procesos muy elaborados. Y todo ello cuidando esmeradamente la presentación, la textura, los colores y la experiencia de mejor aceptación de los platos por los niños, siguiendo una evolución continua en la mejora de los platos y el éxito entre los niños de estos. Unas formas, artes y técnicas de cocina que padres y cocineros nos hemos propuesto transmitiros en un libro que estamos elaborando.

Sin embargo nuestro comedor escolar atraviesa actualmente un momento muy delicado: algunos gestores dependientes de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía trabajan para uniformizar la alimentación de los colegios públicos (no los concertados) andaluces siguiendo un modelo “economicista”, externalizando la preparación de los alimentos de los niños a servicios de Catering,. En nuestro caso la comida elaborada procedería de Zaragoza (a 750 kilómetros de distancia y 10 horas de transporte) con una frecuencia semanal, frente a la opción existente de elaboración diaria de las comidas con productos frescos de la zona. Se da el caso de que además el coste diario por niño es francamente menor en nuestra cocina que el que se paga a las empresas de catering.

Cabe reflexionar también sobre  la carga ideológica  subyacente en esta política de externalizar servicios básicos (al igual que se plantea con la sanidad o la educación) hacia grandes empresas o corporaciones cuyo objetivo primordial es la obtención de beneficios, frente al modelo de fomentar pequeños comedores con cocina propia que se abastecen con productos frescos locales y generan puestos de trabajo en el entrono con gran beneficio social.

Hace poco más de un año el periódico local el Ideal” publicaba el un interesante artículo sobre este comedor titulado “Como educar niños delgados”‘ 5: Los alumnos del Colegio Público Gómez Moreno se parecen más a los niños holandeses que a los demás andaluces. Pero no en el pelo rubio, la altura y los ojos azules: lo que ocurre es que la tasa de sobrepeso en esta escuela del Albayzín es muy similar a la de los espigados chavales del país centroeuropeo, uno de los mejor situados del mundo frente a la pandemia de obesidad. Mientras, Andalucía es la comunidad con más sobrepeso de España, a su vez uno de los países más gordos del mundo. No hay magia ni milagro: el colegio lleva nueve años desarrollando un ambicioso programa de educación para la salud que se concreta, entre otras cosas, en la gestión directa de un comedor ecológico por parte de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) y la organización de actividades físicas dentro y fuera del centro escolar.

El artículo hace referencia a un estudio presentado en el  Congreso de la Asociación Española de Pediatría celebrado en Sevilla en Junio de 2013, promovido por los pediatras del Centro de Salud de Albayzín, para evaluar los resultados del comedor escolar de nuestro colegio. Los profesores de Educación Física del centro escolar registraron la altura y el peso de todos los alumnos de cuarto y quinto de primaria, de entre 9 y 11 años, que llevan al menos 3 años en el comedor. Y los resultados fueron «espectaculares», en palabras de los pediatras: de los 90 niños, 3 presentan obesidad (3,3%) y 5, sobrepeso (5,5%), mientras los restantes 82 (91%) tienen pesos normales. Es decir, que solo el 8,8% de los niños tienen sobrepeso. Los datos son significativos si se los compara con los grandes estudios sobre obesidad infantil. Una investigación europea realizada en 2005 entre niños de 7 a 11 años concluyó que las cifras de sobrepeso más altas estaban en Malta, Sicilia y España -con más de un 30% de niños con sobrepeso- y las más bajas, en Holanda, con el 10%. En Andalucía, el estudio eKid detectó en 2001 que el 42% de los niños y el 20% de las niñas tenían sobrepeso en la franja de edad de 10 a 13 años, lo que arroja una media del 31%. 6

Un profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública, asegura que la experiencia del Gómez Moreno «reúne muchas de las recomendaciones que están dando los estudios de intervención para abordar el problema del sobrepeso infantil en los colegios». «La escuela genera lo que llamamos activos para la salud y el bienestar —subraya el director del Observatorio de la Infancia de Andalucía-. Son actividades que no buscan prevenir la enfermedad, sino generar salud».

 

Bibliografía

  1. Organización Mundial de la Salud. Estrategia Global sobre alimentación, actividad física y salud. Resolución WHA57.17Genéve: OMS, 2004. http://www.who.int/dietphysicalactivity/strategy/eb11344/strategy_spanish_web.pdf
  2. Aranceta Bartrina J et al. Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría. El comedor escolar: situación actual, y guía de recomendaciones. An Pediatr (Barc). 2008; 69(1):72-88 http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/s1695403308702431_s300_es.pdf
  3. Peña Quintana L. Alimentación del preescolar y escolar. En: Suarez Cortina L, Protocolos de nutrición en pediatría. Asociación Española de pediatría. Madrid 2002, 321-328.
  4. Romero Pino, MT, Lobato Álvarez, García Trujillo, R. Dietario/Recetario: proyecto alimentos ecológicos para escolares de Andalucía. Junta de Andalucía, Consejería de Medio Ambiente. Sevilla 2005.
  5. Gallastegui I. Como educar a niños delgados. Articulo en prensa. El Ideal (Granada). 28-05-2012. https://ampagomezmoreno.files.wordpress.com/2012/05/como-educar-a-nic3b1os-delgados.pdf
  6. García Iglesias F, Ruiz López A, García Lara GM, Romero Martínez M. Una nueva estrategia para prevenir la obesidad. Comunicación al 62 congreso de la Asociación Española de Pediatría. Sevilla 2013.