Escrito por La Garbancita ecológica

azucar o la vidaNo hay otro producto industrial que muestre cómo un alimento-droga acaba convirtiéndose en una necesidad como el azúcar. Este producto cuyo valor original era suntuario o usado como medicina, junto al tabaco y el té, formaba parte de la dieta de las clases altas. Pero con la expansión del modo de producción capitalista el azúcar representa que uno puede ser diferente consumiendo de forma diferente y se extiende su consumo a las clases populares.

A partir de 1850 el azúcar se convirtió en una necesidad de las clases pobres inglesas por necesidades del mercado y a partir del siglo XX adquiere el don de la ubicuidad en la alimentación. Produce deprisa, come deprisa, y vive deprisa porque el modo de producción capitalista así lo necesita, por tanto, consume en forma de azúcar la energía que vas a necesitar para trabajar mucho y duro. Una consecuencia es la aparición de la comida rápida, sustituta del carácter de sociabilidad de la comida, en la que el azúcar es el ingrediente clave.

En los patrones alimentarios modernos, como no se vio en ninguna otra época, no tenemos el control sobre los procesos por los que han pasado los alimentos que comemos, al tiempo que nos convencen de que consumo e identidad van de la mano.

Pero, ¿qué es el azúcar? ¿Por qué nos recomiendan reducir su consumo para conservar la salud?

Para este verano tórrido, os recomendamos la lectura de un libro bastante clarificador: EL AZÚCAR O LA VIDA, de Bruno Kleiner. Ed. Terapias verdes.

Aquí una reseña del mismo.

https://issuu.com/lagarbancitaecologica.org/docs/tachai_48_web/78