Lácteos y huevos No hay productos en esta categoría

Subcategorías

  • Huevos
    Los huevos de las aves constituyen un alimento habitual de la especie humana desde tiempos inmemoriales. Su consumo o la prohibición de su ingesta están asociados, en multitud de culturas, a universos míticos relacionados con la idea de que si “somos lo que comemos”, el huevo puede producir efectos positivos o negativos en nuestros cuerpos, dado que el huevo es un proyecto de futuro de un nuevo ser. En la sociedad actual, la producción industrial de carne y de huevos ha hecho de ambos una fuente peligrosa de intoxicación y envenenamiento, lo que aconseja no consumirlos, salvo que tengamos la garantía de que su producción sea verdaderamente ecológica. Los huevos son una fuente barata y rica en proteínas, vitaminas (salvo la vitamina C) y minerales esenciales como el calcio, el hierro y el fósforo.
  • Leches
    Este grupo de alimentos, en la cultura occidental, proviene de la leche de la vaca, la oveja o la cabra y todos sus derivados, generalmente fermentados, altamente perecederos y en su manipulación hay que cumplir los requisitos de la cadena del frío. La leche fresca aporta, fundamentalmente en las edades tempranas, proteínas, grasas, calcio, vitaminas A, D y B2 y un tipo de azúcar: la lactosa que, al igual que la vitamina D, ayuda a la absorción de este mineral. Hay que recordar que nuestro organismo sintetiza la vitamina D si nos exponemos a la luz solar. Por otro lado, en la fermentación de la leche, la lactosa se convierte en otros compuestos más digeribles y las vitaminas se pierden en el proceso de esterilización y pasteurización.
  • Yogures
  • Quesos
  • Postres